¡Hola de nuevo!

Por fin inicio otra nueva categoría que desde hace tiempo tenía muchísimas ganas de empezar. Se trata de productos de limpieza del hogar no testados en animales (cruelty-free). Además, iré añadiendo las ”recetas” para crear nuestros productos caseros. ¿Qué os parece?

Hoy os voy a enseñar cómo hacer el que he preparado esta mañana aprovechando que tenía el día libre para limpiar y soy de las personas que se niega a usar productos hiper químicos, tipo brumol, lejía, etc que a parte de que son muy perjudiciales para la salud, también dañan el medio ambiente y personalmente yo los detesto.

Cuando los usaba, me obligaba a ponerme guantes y una mascarilla (tengo asma y la piel, frente a estos químicos tan agresivos, se me queda hecha un asco, por no hablar de lo perjudiciales que son) de lo mucho que me afectan (me enerva ver a mi familia usando estos productos sin ningún tipo de protección…).

Los desinfectantes habituales contienen sustancias cada vez más tóxicas y potentes porque gérmenes y bacterias están ganando resistencia a ellos. Se las denomina ”superbacterias”.

¿Qué efectos tienen sobre el medio ambiente los desinfectantes tradicionales?

Algunos de los químicos que contienen, como el triclosan, son nefastos para la vida acuática. Por ejemplo, las plantas de tratamiento de aguas no son capaces de filtrar y limpiar el triclosan, por lo que irremediablemente acaba contaminando nuestros ríos, lagos y océanos.

Los desinfectantes caseros no sólo son más económicos, sino que, además de combatir gérmenes y bacterias, protegen a los animales y a las plantas acuáticas.

Hoy para mí, ha sido una gozada poder limpiar mi cuarto, así que os recomiendo que os animéis a realizar la mezcla y me escribáis qué tal la experiencia, como siempre 🙂

Si queréis saber cómo se hace ya sabéis que sólo tenéis que quedaros aquí y seguir leyendo 🙂

DESINFECTANTE DE VINAGRE DE MANZANA CON ACEITE DEL ÁRBOL DEL TÉ*

INGREDIENTES

1. Un bote vacío con pulverizador.

Puede ser tanto de plástico como de cristal. En mi caso prefiero siempre el cristal o cualquier otro material que sea fuerte. Odio el plástico con todas mis fuerzas, pero a falta de pan buenas son tortas (o eso dicen), así que yo he reciclado un bote de 1000 ml de Brumol, lo he lavado bien, he probado que el pulverizador funcionaba (lo he tenido que cambiar por otro ^^) y listo.

2. Agua.

3. Aceite del árbol del té.

4. Vinagre. 

PREPARACIÓN

1.  Llenar de agua la botella. La cantidad de agua depende del tamaño del recipiente, yo no lo he llegado a llenar del todo, he dejado la zona donde se enrosca el pulverizador sin agua para poder medir el resto de ingredientes.

2. Añadir al agua 40 gotas de aceite de árbol de té (para botellas de 500 ml de capacidad echar 20 gotitas)

3. Verter 4 cucharadas soperas de vinagre y agregarlas. (2 cucharadas soperas de vinagre para botellas con 500ml de capacidad)

4. Cada vez que vayáis a usarlo debéis agitar la botella varias veces para mezclar bien los ingredientes.

5. ¡Listo para usar!

Sin duda esta mezcla tan sencilla ha dejado un olor espectacular en mi habitación con una sensación de frescura para el calor que ha hecho hoy, todo está limpio, sin ronchones ni huellas y además es ecológico, barato y sin perjudicar nuestra salud ni al medio ambiente. ¡Todo son ventajas!

¿Lo habéis probado? Si no lo conocíais, ¿lo vais a probar? Contadme vuestras experiencias con este desinfectante 😀

¡Abrazos!

*Pronto subiré la foto del recipiente, que estoy intentando despegar la pegatina del brumol y ahora da asquito ^^”

Anuncios

10 comentarios sobre “Vinagre con aceite del árbol del té | Asami

  1. No olvidaros que no es necesario que el aceite de árbol del té sea orgánico y de 1ª presión en frío de uso cosmético, porque el limpiador os puede salir tarifa Coco Chanel, por lo menos. ((;

    Y si usáis vinagre especial para limpieza, que ya empiezan a vender en supermercados, el efecto desengrasante y anti-polvo (no tengo muy claro por qué) son + duraderos.

    El aceite de árbol del té de herboristerías, eso sí, va de cine como anti- parasitario externo para perros y gatos (si se dejan bañar o pulverizar). Además de para vosotr@s. claro.

    ¡¡Muy bueno!! Sigue subiendo recetas, que iré probando todas las que aún no se me han ocurrido.

    1. ¡Hola Yuliana!Gracias por tus aportes.
      Tendré que mirar muy bien lo del vinagre especial para limpieza a ver qué tal funciona 🙂
      ¡Muchas gracias por haber dedicado parte de tu tiempo en dejar un comentario y por tu apoyo!
      ¡Un abrazo!

      1. No hay de qué. ¡Compartir mola!! ((;
        Lo que yo ando buscando es aceite de árbol del té que salga algo más económico, porque empiezo a usar cantidades que ya hacen no sólo inviable usar los frasquitos de tiendas eco. ¡¡Es que me parece una grosería desperdiciar así aceite de la mejor calidad, apto sobre todo para uso cosmético y medicinal!!

        En cuanto al vinagre, no me hace gracia hacerle publicidad, pero visto que tienes cosméticos de la marca Deliplus … Mira el de mercadona. El vinagre para limpiar esta bastante bien. Está con los productos de limpieza, no en alimentación.

  2. Mis impresiones de este producto (tengo tendencia a divagar; si sale un rollo muy largo, me lo decís y lo edito).

    1. Ingredientes y materiales.
    Agua del grifo, vinagre normal y corriente, aceite del árbol del té, y un pulverizador.
    – Vinagre tenía ya en casa, pero si no, habría comprado del más barato, ya que no es para consumir y por tanto no importa su calidad o sabor.
    – El aceite del árbol del té también tenía en casa (lo uso con frecuencia en aromaterapia). Para comprarlo por primera vez, reconozco que puede ser caro. El que yo tengo, de Marnys, es un bote de 50 ml., y si no recuerdo mal me costó unos 20 euros. De golpe es caro, pero ya que se emplea por gotas, cunde muchísimo. Recomiendo visitar varias tiendas y comparar marcas, tamaños y precios.
    – No encontré un pulverizador de cristal, así que utilicé uno de Froggy bien lavado.

    2. Preparación.
    No puede ser más fácil: agua, vinagre y las gotas de aceite, y agitar. Lo que no dice la receta, y yo recomiendo, es volverlo a agitar de un uso al siguiente, ya que el aceite se hunde. Yo preparé la receta para medio litro (500 ml.) de agua.

    3. Superficies de uso.
    – Primero lo probé en el interior de unos cajones de la típica madera de pino. Eran cajones para guardar ropa de invierno y me fijé bien por si quedaban residuos de aceite, que no fue el caso. Los cajones quedaron muy limpios, y confío en que el árbol de té ayude un poco a repeler los insectos y perfume la ropa.
    – Después limpié el exterior de los cajones, que tenían alguna señal de orina dejada por el gato, que a veces no se acuerda de que está castrado y no tiene que marcar. Quedaron muy limpios con el extra de la desinfección.
    – A continuación, superficies de muebles, también de madera de pino. Sin problemas, perfecto.
    – Limpié algunas superficies de plástico: las tomas de corriente y una lamparita de mesa. Igual, todo bien.
    – Por último probé con los cristales de la ventana. Aquí sí que se percibía un poco el residuo del aceite, y fue necesario pasar el paño de secado dos veces, pero después quedaron espléndidos. Merece la pena el esfuerzo extra. Después de todo, los limpiacristales comerciales apenas son más que agua y colorante…

    4. Valoración general.
    Todo lo que he limpiado tenía suciedad “normal”, del día a día, y quedó muy bien. Supongo que no será tan efectivo en lugares con suciedad más difícil como la grasa de la cocina o la cal del baño, pero para dormitorios, salas… que no se ensucian particularmente, me parece que va estupendo. El árbol del té, además de aportar desinfección, neutraliza el fuerte olor del vinagre.

    En fin, no podría estar más contenta con este producto, que de momento ha sustituido al limpiahogar multiusos (el típico azul), el limpiacristales y el spray para muebles. Es una pequeña alegría poder limpiar un par de habitaciones sin recurrir a potentes y contaminantes químicos. 🙂

    1. ¡Maravilloso análisis! Muchísimas gracias por tu opinión completa y detallada, la extensión no es problema, así que no tienes que cambiar nada, al contrario, te aplaudo por ello 😀
      Efectivamente, he de resaltar y estoy de acuerdo en lo de agitar el producto cada vez que se usa por lo del aceite (no lo mencioné porque creo que es de sentido común puesto que ya lo he usado un par de veces más y yo lo he agitado antes, pero para los más despistados si que habría que mencionarlo, aunque después de haberlo hecho tú, quizá sobre ponerlo en la entrada 🙂 ), aún así, a la gente también le interesará ver las opiniones externas y ajenas a la autora del blog para comparar experiencias e incluso aprender algo nuevo sobre ello.
      Sin duda ha sido un 3 en 1 (multiusos) en toda regla, económico y mucho más saludable que los productos con cientos de sustancias químicas, lo único que le falta quizá es más potencia para las zonas con suciedad más incrustada, pero bueno, menos da una piedra 😀
      De nuevo, muchas gracias por dedicar tu tiempo en dejar un comentario por aquí. Espero que el resto de las secciones también las disfrutes y sigas participando, que a mi esas cosas me hacen mucha ilusión y me hacen sentir más útil 😀

      ¡Un abrazo!

    2. Yo para los cristales utilizo agua con vinagre sin más. Quedan mejor que con limpiacristales comercial. Y para secarlos papel de periódico

  3. Hola linda!
    nunca había escuchado hablar sobre el ” Aceite del árbol del té”, buscaré si lo venden por acá. Me gustó un montón tu entrada!!! espero que cada día más tomemos conciencia del daño que le estamos haciendo a nuestro planeta u.u.
    Personalmente utilizo marcas ecológicas y sin ingredientes perjudiciales, pero vaya que sale caro!
    Besos! 🙂

    1. ¡Hola Constanza! El aceite del árbol del té es maravilloso. Tengo pendiente hacer una serie en Youtube que lo enlazaré por supuesto al blog sobre los aceites, el uso que les doy y las propiedades que tiene.
      Si ves que hay muchos tipo de ”aceites del árbol del té” que sepas que es específicamente el de ”té verde” 🙂
      Yo también lo espero (y confío) en que cada vez más gente tome conciencia del daño, pero para eso estamos aquí, para compartir el contenido y que llegue a más gente 😀

      PD: Con esta sección, además de crear productos naturales y ecológicos, ¡también te saldrá baratísimo! 3 en 1 como dicen en los anuncios de los supermercados hihihi

      ¡Un beso!

  4. ¿Qué me parece? Pues genial de la muerte, o sea. 😀 Te copio la receta desde ya, y además creo que tengo todos los ingredientes (salvo e pulverizador de cristal; nunca he visto ninguno, y tendré que usar uno de plástico). Cuando lo pruebe te diré qué tal funciona. 😉

    1. Jajajajaja ¡es tope genial! Me alegra que a ti también te lo parezca 🙂 Si ves que no encuentras envases de cristal (que tienen sus riesgos dada a su obvia fragilidad…) busca los que sean parecidos al plástico pero sin que lo sean (obviamente ^^”). Seguro que en el amplio catálogo de los chinos lo encuentras 🙂 Si aún así no lo encuentras, haz como yo, en uno de plástico y tirando.

      Eso, eso, cuéntame qué tal la experiencia en cuánto lo pruebes 😀

      ¡Gracias por comentar!
      ¡Un abrazo!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s